Sacia tu hambre con snacks saludables

Jesús Ángel Padilla

Jesús Ángel Padilla

Médico Especialista en Nutrición y Obesidad

Teléfono: 16.46.76.38

Para aplacar ese apetito repentino que tenemos en nuestra vida diaria, es importante aprender a seleccionar snacks naturales que nos aporten nutrientes y energía, que hagan de ese momento una deliciosa oportunidad para mantener el metabolismo activo y eficiente cuando nos acosa el hambre a media mañana o por la tarde, la mente busca saciar a ese apetito con alimentos que nos permitan volver lo más pronto posible a las actividades que estamos realizando, ya sean físicas o mentales. Es ahí cuando recurrimos a los snacks, que desde el enfoque nutricional pueden llegar a convertirse en nuestro aliado o en el peor enemigo.

Los snacks en la cultura occidental, generalmente se utilizan para llenar ese vacío en el estómago y satisfacer los antojos, y a menudo se opta por productos procesados que están rápidamente al alcance, los cuales poseen importantes cantidades de conservadores, saborizantes, grasas saturadas, azúcares y sal, así como otros ingredientes tan atractivos como adictivos, que ponen en peligro nuestra salud.

En el sector alimenticio de mercados consumistas, los snacks generan miles de millones de dólares al año. Es un mercado enorme y un gran número de empresas luchan constantemente por dominarlo, valiéndose para ello de una agresiva mercadotecnia liminal (perceptible) y subliminal que logre incitar a su consumo.

¿Qué consumir?
Con este punto de partida, es primordial reflexionar sobre los alimentos que ingerimos entre horas, como colaciones, ya que por las prisas muchas veces elegimos de manera incorrecta, en detrimento de nuestra salud. Procuremos que nuestros snacks sean naturales y no procesados, a fin de mantener nuestro cuerpo en su máxima expresión, dotado de un metabolismo activo y eficiente.
Para ello, es fundamental la prescripción de un profesional de la nutrición, que haga un diagnóstico personalizado y un programa de alimentación individual, donde se consideren los objetivos terapéuticos trazados y se tome en cuenta el entorno de cada paciente. Ellos son los expertos que nos pueden recomendar una gran variedad de snacks saludables para cada uno de nuestros días. Por ejemplo, frutas y verduras frescas como manzana, melón, papaya, uvas, apio, jícama, pepino, zanahoria, brócoli y tomate; frutos secos que poseen un alto nivel proteínico como las nueces, cacahuates, pistachos o las almendras.

También hay ricas opciones en productos lácteos bajos en grasas (leche descremada, yogurt doble cero, quesos cottage y panela), así como galletas y panes integrales, alimentos que son ricos en fibra y carbohidratos, que ayudan a sentirnos saciados por más tiempo y evitan que comamos en exceso.
¿Sabías que el cuerpo gasta calorías en el proceso digestivo?
Los alimentos bajos en calorías son un snack altamente recomendable cuando forman parte de una alimentación variada y completa, en micro y macronutrientes. Del total de calorías que un organismo requiere para mantener la salud, existe un apartado que se denomina Efecto Térmico de los Alimentos (ETA), y corresponde a las calorías que el cuerpo gasta por el proceso digestivo.
Dicho gasto representa hasta el 10 por ciento del total de las calorías que se consumen al día, de tal manera, que si tienes un Gasto Energético Total (GET) de 2 mil calorías, 200 de ellas corresponden al (ETA); son calorías que quemarías por la alimentación.
Para saber cuántas calorías gasta el cuerpo al digerir alimentos, debemos conocer cuáles son los nutrientes que los componen, pues las grasas son las que menor gasto energético producen con un 2.5%, los carbohidratos alcanzan el 7%, mientras que las proteínas gastan un 27% del total de calorías por su compleja digestión.

NUTRICIÓN
Debemos saber que tomar un vaso de leche descremada no será lo mismo que ingerir una barra de chocolate, aunque ambos aporten igual cantidad de calorías.
El concepto de “calorías negativas”, se relaciona con aquellos alimentos que aportan menos calorías que las que se requieren para ser digeridos. La lista de este tipo de alimentos la encabeza el apio, la lechuga, la cebolla y los pepinos.

Beneficios de un snack saludable
●Excelente para completar los requerimientos diarios de micro y macronutrientes.
●Al ser bajos en calorías, disminuye las posibilidades de subir de peso.
●Ayuda a mantener el metabolismo activo
y eficiente.
●Evita el consumo de comida chatarra que
impacta en el detrimento de nuestra salud.
●Estimula en el cerebro al centro de la recompensa, con lo que se refuerza la adhesión del paciente a
la terapia nutricional.