¿Por qué las dietas de moda no funcionan?

Martha García Luna

Martha García Luna

Nutrióloga, Psicóloga de la Salud

Teléfono: 16.46.76.38

Empiezas bien motivada una dieta, pones todo​ tu empeño los primeros días, incluso semanas, pero después abandonas por completo el plan, olvidando u odiando todo lo relacionado. ¿Te ha pasado?

Quiero platicarte una historia que tal vez te resulte conocida:
Llamemos Roberto a nuestro personaje… Roberto se topa con un amigo que está más delgado, y siente envidia “de la buena” al ver los resultados que está logrando, por lo que le pide por favor la fórmula mágica. Entonces, escucha: “Te voy a pasar la dieta que me pasó mi hermano, es buenísima. Te quitas todos los carbohidratos y bajas muchísimo. Además, compras un licuado que está delicioso y te lo vas a cenar por los siguientes 60 días y la magia sucederá”.

¿Y qué crees que hace Roberto? Por supuesto, corta todos los carbohidratos de sus platillos, gasta un montón en el licuado que cenará y muy contento empieza su dieta. Lo que Roberto no contempla es que él hace ejercicio de forma recurrente, que los sustitutos de azúcar que tiene el licuado le provocan inflamación y que además, el chocolate le termina fastidiando más rápido de lo que pensaba.

¿Qué sucede después? Roberto, tras estar 3 semanas sin consumir carbohidratos, sintiendo hambre todo el tiempo, harto de que su abdomen esté inflamado y cansado de comer siempre lo mismo, decide abandonar la dieta. Ah, ¡pero no es cualquier tipo de abandono! Se va corriendo por unos tacos en el desayuno, una hamburguesa en la comida ¿y por qué no?, unos ricos panecitos de postre. Así que nuestro amigo Roberto tiene un rebote del doble del peso que bajó en las primeras semanas, pero no entiende por qué.

¿Te resulta familiar la historia? ¿Tienes un amigo que pasó exactamente por lo mismo que Roberto? Te explicaré qué es lo que sucede cuando seguimos una dieta de moda. Cada cuerpo es un mundo diferente, que tiene sus gustos, cosas que le sirven y otras que no, productos que le ayudan y otros que terminan maltratándolo, incluso más de lo que pueden beneficiarlo. Cuando nosotros decidimos someternos a algún tipo de plan de alimentación para alcanzar un objetivo debemos tener presentes los siguientes factores:

¿Qué quiero?
Muchas veces terminamos siguiendo una dieta de moda porque tenemos un evento pronto, porque nos urge “entrar” en un vestido o porque vamos a la playa y no estaría de más perder unos kilitos. El problema de todo esto es que no son motivos duraderos, sino simplemente un momento que pasará…

¿Y luego qué? Si ya entré en el vestido, ¿volveré a comer como antes? Si ya fui a la playa y logré bajar esos kilitos, ¿regresaré a mis mismos hábitos alimenticios?
Para lograr un verdadero cambio en la alimentación es importante que definamos qué es lo que queremos alcanzar desde un punto de vista intrínseco, es decir, que sea para beneficio del cuerpo, de nuestra salud y por el gusto de estar mejor.

¿Qué diferencia hace eso? Al no estar anclados a un momento o un evento, la motivación sigue, seremos capaces de cambiar desde el origen del problema, modificar poco a poco nuestros hábitos y pensar en pro de nuestro bienestar, no solamente en cómo nos veremos físicamente.

Desafortunadamente, una dieta de moda no contribuye a un cambio verdadero. Simplemente es un momento que te promete alcanzar los objetivos deseados de forma rápida pero pasajera.

¿Cómo lograrlo?
Si en algo nos caracterizamos los humanos es en que no somos pacientes, nos gustan las cosas rápidas e ir por donde todo resulte más fácil. Tristemente, eso no funciona cuando queremos mejorar nuestro estado de salud y menos cuando queremos alcanzar un peso ideal.

Las dietas de moda prometen magia, que lamentablemente no existe. ¿Crees qué perder 7 kilos en una semana realmente es posible? Y si lo llegaras a lograr, ¿de verdad sería saludable?

Muchas veces sometemos al cuerpo a un estrés mucho mayor del que deberíamos, por tratar de alcanzar objetivos que están fuera de la realidad. La forma ideal para lograr un estado corporal saludable (subir o bajar de peso de acuerdo a tus objetivos) es llevar una alimentación sana, balanceada y adecuada a tus necesidades.

Tu dieta siempre deberá ir de la mano de tus gustos, horarios y objetivos ¿De que te sirve cortar los carbohidratos si realmente lo que quieres es mejorar tu composición corporal?
Tenemos que aprender a ser constantes y pacientes, entender que los cambios son lentos pero continuos, y que si sabemos ser disciplinados seremos capaces de llegar al objetivo. Siempre recuerda: Lo que rápido se va, rápido regresa.

Las dietas de moda pueden llegar a servir si las tomas como un empujón para arrancar, pero jamás para hacer de ellas un estilo de vida o para lograr cambios duraderos que te ayuden a tener un estado de salud óptimo. Siempre recuerda que tu alimentación debe ser tu aliada, que está mal pasar hambre, que no debes de estar enojado por llevar una dieta y mucho menos, tener sueño o sentirte agotado.

Los alimentos pueden ser tu mejor medicina o tu peor veneno. La nutrición es básica en todas las personas y una dieta de moda no se va a enfocar en nutrirte, sino simplemente en que llegues rápido a una meta pasajera.

Sé paciente y da prioridad a tu salud. No vale la pena pasar hambre o provocarle estrés al cuerpo por algo momentáneo. Cualquier objetivo es alcanzable mientras tengas disciplina y motivación para lograrlo.

El deber ser

Las dietas no deben:
●Hacerte sentir enojada
●Hacerte pasar hambre
●Causarte sueño
●Agotarte

Las dietas sí deben:
●Nutrirte
●Darte salud
●Ser tu medicina
●Mejorar tu calidad de vida
●Aumentar tu energía