¿Por qué duelen los dientes?

Carolina Córdova

Carolina Córdova

Endodoncista

Teléfono: 81.86.25.64.20

EL DOLOR DENTAL ES LA CAUSA MÁS FRECUENTE DE CONSULTA ODONTOLÓGICA Y UNO DE LOS MÁS MOLESTOS QUE SE PUEDEN SUFRIR, CON UNA GRAN VARIABILIDAD EN SU INTENSIDAD Y CARACTERÍSTICAS.

Muchos autores se refieren al dolor dental como un conjunto de molestias o sensibilidad dentinaria. La dentina es el tejido de los dientes en su parte intermedia, luego del esmalte, y que recubre la pulpa dentaria. Así, la sensibilidad dentinaria no es más que la respuesta dolorosa de la dentina ante ciertos estímulos normales, térmicos, químicos o táctiles, que afecta a 1 de cada 7 adultos en edades que rondan los 18 a 40 años. En situación de salud, la dentina está protegida del medio oral por el esmalte (corona) y por el cemento (raíz).

El esmalte es la parte más dura del organismo; el cemento, mucho más fino, débil y poroso que el esmalte, se encuentra protegido por la encía. Sin embargo, en determinadas zonas, sobre todo en el cuello de los dientes, puede existir poco esmalte o cemento que, si se pierden, exponen los túbulos (que forman la dentina) al medio oral. Estos túbulos dentinarios son conductos que recorren la dentina desde la pulpa dentaria hasta la porción interna del esmalte dental.

¿Qué causa el dolor dental? HIGIENE BUCAL DEFICIENTE: El cepillado con fuerza excesiva puede provocar recesión gingival (retracción de la encía), abrasión cervical (desgaste del esmalte y parte de la dentina a la altura del cuello de los dientes) y apertura de túbulos dentinarios. TRATAMIENTOS ODONTOLÓGICOS: Algunos tratamientos dentales pueden generar sensibilidad temporal posterior a ser realizados. BRUXISMO: “Rechinar” los dientes causa molestia y desgaste en los mismos. DIETAS ÁCIDAS: Determinados alimentos como azúcar, harinas, vino, lácteos y cítricos, tienen un pH bajo, que contribuye a la erosión del esmalte, del cemento y a la formación de caries dentales.

ENFERMEDADES GENERALES: Las patologías como úlcera gástrica, anorexia y bulimia causan erosión del esmalte; también las enfermedades relacionadas con hipocalcificación generan sensibilidad dental. La hipocalcificación es la falta de mineralización de los dientes (lo que los hace más débiles, propensos a caries y fracturas dentales). ¿Cómo saber si lo sufro? Existen 3 signos de dolor dental: el dolor exagerado ante un estímulo sensitivo leve, la perfecta localización de la zona de dolor, y la duración del dolor limitada al tiempo que dura el estímulo.

A partir de estos se pueden sugerir otros signos que ayuden a identificar a qué factor se encuentra asociada dicha molestia, los cuales son:

• Si el dolor es intenso pero muy breve (1 a 2 segundos) y aparece sólo al masticar, sugiere la presencia de una fractura de esmalte. Si se trata de un diente vital (pulpa dentaria que responde a estímulos térmicos, eléctricos, entre otros), el dolor puede desencadenarse también con el frío.

●Cuando el dolor es intenso y de corta duración, se desencadena con el frío, los ácidos, el cepillado dental o al tocar con la uña el cuello de la corona dental, indica hipersensibilidad dentinaria, esto es, dolor o molestia producto de la exposición de la dentina al medio bucal.

●Si el dolor es agudo, dura 2 o 3 segundos y se desencadena por alimentos o bebidas frías y dulces, suele deberse a caries en etapa inicial.

●Si el dolor es agudo, dura unos cuantos segundos y se produce con alimentos o bebidas calientes y dulces, posiblemente nos encontramos ante una pulpitis (inflamación de la pulpa dentaria) irreversible debida a una caries profunda que no alcanza el tejido pulpar. Este último es el tejido conectivo laxo situado en el interior del diente y rodeado por la dentina, encargado básicamente del aporte mineral y de la sensibilidad del órgano dental. Estas caries generalmente son apreciables.

• Dolor espontáneo muy intenso, que pulsa o golpea (pulsátil), que dura minutos u horas y se incrementa al morder, con el decúbito (posición del cuerpo tendido horizontalmente) y el calor, podría indicar una pulpitis irreversible por caries que llega al tejido pulpar.

• Un dolor sordo, continuo, que no se incrementa con el decúbito y apenas por los cambios térmicos, sugiere la presencia de absceso periodontal, esto es, una infección localizada y con pus, de los tejidos periodontales que inicia en la bolsa periodontal. La percusión, el método diagnóstico en la valoración del tejido pulpar y periapical de un diente, al aplicarse sobre el diente afectado suele ser menos dolorosa que la presión sobre la encía. Tengo dolor, ¿qué hago? Se recomienda asistir al odontólogo cada 6 meses para evaluación y tratamientos de prevención. En casos de hipersensibilidad, se aconseja el uso de pastas dentales para dientes sensibles, cepillos de cerdas suaves y orientación de la técnica de cepillado por parte de su especialista. Para mitigar el dolor producido por traumatismos y caries, lo correcto es asistir al especialista, el cual realizará el tratamiento adecuado a su tipo de afección, así como la indicación de antiinflamatorios y antibióticos de resultar necesario.